La antropología persigue encontrar aquellos elementos que caracterizan a las comunidades humanas así como aquellos factores que influyen sobre las mismas o la condicionan. El estudio de  comunidades aisladas, alejadas de cualquier contacto con el resto del mundo ha sido equivalente a la investigación llevada a cabo por los psicólogos, interesados en las reacciones reflejas del individuo, o por teóricos del lenguaje, como la risa para Bajtin, para conocer la profundidad del ser humano antes de ser afectado por los procesos de racionalización.

De forma equivalente, la mirada de los viajeros  sobre las ciudades que visitan, puede representar una forma de interpretar la realidad no condicionada, desafectada de la percepción rutinaria del residente, aunque influida por su propia manera de ver y conocer el mundo propia de su cultura. Por ello, la mirada del viajero nos aleja de nuestra visión y nos informa de una realidad oculta para nosotros.

Charles Garnier, el arquitecto que construye la Ópera de París entre 1860 y 1875, parte de París en pleno auge profesional en 1868 para realizar una viaje  que, entrando por Pasajes el 4 de marzo , le lleva por numerosas ciudades españolas hasta llegar a Cádiz en tren , y salir por la Junquera el 27 del mismo mes.

Tan ilustre viajero es acompañado por su esposa Louise y sus dos amigos, el pintor Gustave Boulanger y el arquitecto Ambroise Baudry. Entre todos elaboran el Cuaderno de Viajes "Voyage en Espagne" que contiene además de valiosas descripciones, delicados y expresivos dibujos de cada una de esas ciudades que visitan, pero también de los usos y costumbres de sus habitantes.

Tan valioso documento que incluye representaciones del territorio francés sin solución de continuidad, en esa visión universal de tan ilustrados viajeros, es capaz de sintetizar en el espacio y en el tiempo una enorme riqueza cultural y patrimonial, acuñada a lo largo de siglos y de esfuerzo, que permite vislumbrar de forma simultánea  aspectos integradores invariantes a la vez que rasgos característicos  de cada uno de los territorios explorados.

Es una suerte disfrutar de la tecnología que nos permite acceder a los fondos de la Biblioteca Nacional de Francia para bucear en tan preciado cuaderno "Voyage en Espagne" y disfrutar de un recorrido que nos ofrece una imagen decimonónica de España vista por un grupo de curiosos franceses que disfrutaron hasta que "mon crayon est épuisé" (mi lápiz está agotado), en un cómico final que refleja voluntariamente el único momento de fragilidad del trazo. Imprescindible.

Cádiz. 13,14,15 de marzo de 1868

Fernando Visedo

Reflexiones y pensamientos acerca de la arquitectura social , el urbanismo y steelframing

Blog

Translate »